Administración del 4%

Se plantea, por parte de un grupo de parlamentarios, la idea de marginar a las Administradoras de Fondos de Pensiones de la administración del 4% adicional que constituirá el fondo de pensiones.

El motivo racional de ello es inexistente: son empresas de giro exclusivo, sujetas a una rigurosa normativa, establecida en el Decreto ley 3.500 y estrictamente fiscalizadas.

¿Se exigirá la misma rigurosidad que establece el DL 3.500 para el o los nuevos entes que administren los fondos, los cuales debieran ser importantes, en el mediano plazo?

Parece difícil que otras instituciones puedan asumir una tarea de tal relevancia, dada la realidad que tienen:

  • Cajas de Compensación: presentan falencias en materia de administración que pueden apreciarse simplemente revisando la prensa (despidos y sobornos para captar clientes, Caja Los Heroes, año 2015 y Quiebra Caja la Araucana, en el mismo año).
  • Sociedades administradoras de fondos mutuos: parece razonable que estas instituciones puedan ejercer la labor de administrar fondos previsionales, por la similitud que tienen ambas funciones (patrimonio separado del administrador con respecto a los fondos administrados, transparencia en la comisión y necesidad de calcular un valor diario de cuota). No obstante, el problema radica en la complejidad de la toma de decisiones para el inversor. Si las personas presentan problemas, por desinterés o falta de desconocimiento, para elegir entre los cinco fondos que ofrecen las AFP, unido al enojo ante período de baja en los fondos de mayor riesgo, se multiplica el problema, al poder escoger entre 474 fondos mutuos (número de fondos mutuos vigentes a junio de 2019, según Comisión del Mercado Financiero).
  • Compañías de seguro: Estas empresas tienen la experiencia de administrar grandes fondos, asociados al pago de rentas vitalicias. El problema que tienen es que el fondo administrado se mezcla con el patrimonio del asegurador, los cuales son entes diferentes, que pueden tener objetivos de rentabilidad, riesgo y perspectivas de plazo diferentes.
  • Administradoras generales de fondos: Tienen la ventaja de separación patrimonial entre en administrador y los fondos administrados. Poseen el mismo problema que las administradoras de fondos mutuos, en cuanto a la confusión de los inversionistas, ante la multiplicidad de administradores y de fondos. Se une el inconveniente de que muchos fondos invierten en instrumentos de baja liquidez, lo que dificulta su valorización y rescate, lo que es importante para los fondos previsionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *